viernes, 31 de agosto de 2012

OTRO PASO ADELANTE EN LA LUCHA PAPELERA


LOS TRABAJADORES PAPELEROS LOGRAN OTRO APOYO A SU CAUSA: LA UNICEN PONE A TRABAJAR EQUIPOS TÉCNICOS PARA LA REACTIVACIÓN DE LA FÁBRICA

 
Foto: El rector de la Universidad Nacional del Centro, Cr. Roberto Tassara.


El rectorado de la Universidad Nacional del Centro puso a disposición de los papeleros equipos profesionales para avanzar en los estudios técnicos de producción y colocación del producto en el mercado – A un año de estar privados de sus trabajos y a diez meses de sostener la toma de la fábrica, la Cooperativa Pachi Lara avanza en su propósito de encender las máquinas – Papelera de los Trabajadores-


La Universidad Nacional del Centro –UNICEN- puso a disposición de los papeleros equipos profesionales de trabajo que intervendrán en esta etapa de la lucha de los trabajadores,  con la elaboración de estudios técnicos en las áreas de producción y mercado.

Los papeleros mantuvieron ayer viernes una segunda reunión con el rector de la UNICEN que tiene sede en la ciudad de Tandil, Cr. Roberto Tassara, y el Subsecretario de Vinculación Tecnológica, Lic. Fernando Horigián, quien estará a cargo de la conducción de los equipos técnicos que se constituirán en la planta fabril, para desarrollar las tareas técnicas respectivas. 



De esta manera, y de la mano de la Dra. Laura Giosa que viene trabajando junto a las organizaciones sociales, políticas, sindicales y estudiantiles, la UNICEN se implica en la lucha papelera, por la recuperación de la fuente de trabajo para quienes fueron abandonados por la patronal, un año atrás, y para tantas otras familias de Azul que podrán encontrar en la reactivación de la fábrica la posibilidad de empleo.


Por los trabajadores, estuvo presente en este encuentro el presidente de la Cooperativa Pachi Lara, Elisén Pereyra, y Roberto Morales, también de la comisión directiva, acompañados por el abogado Jorge Moreno, del Partido Obrero, quien tomó la causa de los trabajadores desde primera hora, que hoy  cuenta además con el trabajo profesional  del Dr. Bruno Santi, especialista en derecho societario y actual patrocinante junto a Moreno de los papeleros  . También estuvieron presentes en la reunión que se llevó a cabo en la sede del rectorado, en Tandil, Elsa Telo, de ATE-CTA Germán Abdala y Luz Ramallo, del Partido Obrero.



La intervención de la UNICEN en la lucha papelera se produce en una etapa superior del proceso de recuperación de la fábrica por parte de los trabajadores y abre nuevas perspectivas de desarrollo. Todavía se espera que el INAES –Instituto Nacional de Asociativismo y Economía social- expida la matrícula que reconozca la existencia formal de la Cooperativa ya constituida y que los papeleros decidieron bautizar con el nombre del compañero cuya vida perdieron en plena lucha por la reactivación de la planta y la recuperación del trabajo, cuyo derecho les fue arrebatado intempestivamente en octubre del año pasado.


Desde entonces, los trabajadores resisten con la toma de la fábrica, que vienen acondicionando con mucho esfuerzo y ya hicieron suya, con el acompañamiento de la comunidad.  Un gran mural sobre una de sus paredes, obra de Martín Meza, y el nombre de Pachi Lara estampado en los accesos de la planta han sellado un rumbo inclaudicable: papelera es de los trabajadores.


Prensa Frente de organizaciones en causa papelera
Contacto con papeleros:  Elisén Pereyra- (02281)15466905


 

lunes, 27 de agosto de 2012

JUSTICIA POR MARIANO


María: un testimonio desgarrador

27 de agosto  
La audiencia de hoy se compuso de tres partes: en primer lugar, las defensas anunciaron que volverán al ruedo con los pedidos de excarcelación de los imputados; en segundo lugar, testificó María, militante del Partido Obrero de Varela, que describió un cuadro desgarrador; finalmente, empezaron a declarar los policías afectados a la investigación de los hechos.
María
El primer testimonio que se escuchó en la audiencia fue el de María, y fue desgarrador.
En la sala había muchos jóvenes, sobre todo militantes de la UJS y amigos. Sus rostros reflejaban conmovidos el horror del relato de María. Fue la voz de todos en ese momento, de Mariano, de Elsa, de los obreros tercerizados, de los centenares de miles que acompañan activamente esta lucha.
Fue un alegato en sí mismo, aunque se tratara ni más ni menos que de un relato cronológico de los hechos. El tribunal dispuso un cuarto intermedio de cinco minutos a mitad de su testimonio. María, que sollozaba, dijo que no hacía falta, que quería seguir atestiguando. El tribunal insistió. No era el estado anímico de ella (firme, fuerte, convincente hasta el más mínimo detalle) lo que imponía una pausa: era la tensión que surcaba toda la sala de audiencias. Los procedimientos judiciales son en general muy impersonales, el ritual es extremadamente burocrático. Ahora se caían todas las defensas, se quemaban todos los papeles. Ahí estaba María de Varela, de casi 60 años, que crió cuatro hijos, que fue obrera en el ex Frigorífico Regional Santa Elena en su Entre Ríos natal, que militó en el Partido Comunista hasta poco después del Cordobazo, que se vino a Buenos Aires en el año 79, que se incorporó al Polo Obrero y al Partido Obrero en el 2001; ahí estaba para hablar, recién salida del trabajo, para decir la verdad, y la dijo. ¡Vaya si la dijo!
“Teníamos una cita a las nueve y media en el local de Avellaneda para acompañar a los ferroviarios despedidos a un corte de vías por su reincorporación y por el pase a planta permanente. Tardamos en salir. En la esquina del local, había 3 personas mirando insistentemente, después llegaron 2 patrulleros. Una compañera de Varela vino en tren y contó que había muchos policías, que el clima no era bueno. Otros compañeros dijeron que no íbamos a ir para ese lado, y salimos para el otro. Adelante la bandera, los tercerizados, los chicos que cantaban. Yo llevaba un banderín junto a otro compañero. Dimos la vuelta manzana porque estaban provocando. Empezamos a caminar por la calle a lo largo del terraplén. La policía nos seguía al costado, encolumnada; arriba, los ferroviarios agitaban banderas verdes y nos gritaban. Nosotros cantábamos. Se veía que no íbamos a poder hacer el corte”.
“Pasamos un puentecito y había un espacio para subir al terraplén. Los compañeros se mandaron. Traté de subir pero sentí como una jauría de perros que venía a los gritos por la vía y tirando piedras. Era una lluvia de piedras, era imposible subir”.  María relató que alcanzó a ver a un Policía Federal con el arma desenfundada junto a la patota ferroviaria y contó de la represión con balas de goma de la infantería policial contra la columna. A María la alcanzó un piedrazo en el estómago. Otras compañeras también resultaron heridas en esa primera agresión, entre ellas, Elsa.
Agrupados en torno a la parrilla de Luján y Santa Elena, mientras se desarrollaba la asamblea que daría por concluida la movilización, María se dedicó a atender a los heridos y le hizo el cabestrillo a Elsa para resguardar su brazo. María tiene conocimientos básicos de enfermería y primeros auxilios –lo dijo frente al tribunal- que luego resultarían fundamentales para salvar la vida de Elsa.
La columna comenzó a retirarse. Habían recorrido cien metros cuando desde el fondo comenzaron a llegar gritos de alerta porque la patota se venía a la carrera.
María: “yo seguí para adelante. Iba conversando con Nancy y Elsa. Atrás se sentía bullicio. Hicimos una cuadra marchando medio desordenados. Yo no miraba para atrás porque lo que quería era que nos fuéramos, así no distraía a los demás, pero se sentía un griterío, mucho lío”.
“Iba conversando con Elsa. En la esquina había agua y barro. Yo salté y seguí caminando. Elsa se quedó atrás. En eso, un compañero me dice ´se resbaló Elsa´. Me di vuelta y la vi en el piso. Pensé que no era nada, pero le di la mano y no respondía, tenía los ojos cerrados. Creí que estaba desmayada. La agarré de la pera para darle una bofetada y le veo en la sien un pedazo de carne desprendido. Cuando miré bien, veo que es hondo, que era una bala de verdad. La dejé despacito”. Elsa perdía “un hilito de sangre”; María dejó la cabeza de Elsa en cierta posición para que la sangre fluyera, evitando que se le formara coágulo.
“Grité ´escóndanse, nos quieren matar´. Yo pensaba que nos tiraban de arriba de los árboles, de las paredes. Tratamos de parar un auto pero se fue. Empecé a correr por el medio de la calle gritando que habían matado a Elsa, que tenía un tiro de verdad”. Pedía desesperadamente un celular para pedir ayuda. En la esquina, María se encontró con un grupo de compañeros muy agitados y lo vio a Mariano, tirado contra la pared. “Ya está, no supe ni los números que quería llamar”. Fue hasta Mariano. Le subió la remera y encontró el orificio del disparo. “Tenía una pierna doblada, se había hecho pis, tenía los ojos abiertos, la nuez no se le movía, no reaccionaba”. Lo trataron de acomodar. Un compañero la ayudó a sacarle la mochila y acostarlo. “Yo le decía a Mariano que ya habían pedido ayuda, que estaba viniendo, pero era mentira. Le estaba mintiendo”, relató con la voz quebrada.
Luego llegó la ambulancia. Elsa y Nelson ya estaban arriba. “Sentía como que era un sueño, que no estaba pasando”. Caminaron hacia una avenida. Todos los compañeros estaban muy conmocionados. No apareció ningún policía. Se subieron a un colectivo. En el viaje supo que a Elsa la iban a operar. Algunos  chicos de la UJS dijeron que iban al hospital y les dio la mochila de Mariano. Antes de llegar, Lisandro Martínez les dio la noticia de que Mariano había muerto. “Ahí fue un descontrol”. En Corrientes y Callao, María y un puñado de compañeras y compañeros cortaron el tránsito, el punto de partida de una movilización que todavía no acaba.
Uno de los defensores, el doctor Laporta –una de las personas más insignificantes que alberga la sala de audiencias de este juicio- pidió que le explicara que era la bandera de arrastre y que significaba. “Es una bandera que llevamos con las manos y que expresa las consignas que habíamos ido a apoyar ese día: somos todos ferroviarios, reincorporación de los despedidos, pase a planta permanente”. Algún otro defensor balbuceó algo más. Estos abogados de grandes estudios se quedaron acobardados frente a esta mujer de Florencio Varela, frente a esta militante de casi 60 años que apenas había hecho tiempo de salir del trabajo y llegar puntual a declarar. “Grandes estudios”: la nada misma.
Nulidades 
Al comienzo de cada audiencia, antes de la comparecencia de los testigos, se plantean cuestiones preliminares al debate. Las defensas venían de un duro revés: el día viernes, el tribunal rechazó el enésimo pedido de excarcelación de Pedraza y sus matones. La solicitud ya recorrió varias instancias sin encontrar eco. Era de esperar que los defensores volvieran sobre el punto y así ocurrió. Plantearon adelantar la citación de los testigos que denunciaron amenazas (“amenazas inventadas”, según dichos del inefable doctor Froment, abogado defensor de José Pedraza, a los medios) para despejar lo que las defensas entienden como el único obstáculo para la libertad de sus clientes. Esto es falso. Pedraza se encuentra además acusado en una causa paralela por intentar sobornar al tribunal de la sala III de la Cámara de Casación Penal. Su objetivo era comprar la excarcelación de los primeros detenidos y evitar, de ese modo, su propia detención (´sin autores materiales presos, no le dictarían la prisión preventiva al supuesto instigador´ era el razonamiento). Además, un “perito de parte” introducido por los defensores (en este caso, por el doctor Igounet) se encuentra procesado por golpear contra una mesa la bala que mató a Mariano delante de varios testigos. Su objetivo –cumplido a medias- era anular el proyectil como elemento de prueba. Numerosas amenazas, intimidaciones a los trabajadores ferroviarios (incluso con el concurso de la empresa Ugofe) intentos de soborno y destrucción de pruebas: Pedraza no debe ser excarcelado bajo ningún concepto, ya que todo acusa su intención de entorpecer la investigación para lograr su impunidad. De paso, recordemos que los abogados defensores han apelado a todos los recursos posibles por retrasar la realización del juicio y anular la investigación realizada durante la instrucción.
El tribunal señaló que estudiaría la cuestión del orden de los testigos, pero añadió que -en principio- no sería modificada.
Policías 
Luego de María, comenzaron a desfilar algunos policías que participaron de la investigación. La defensa de Cristian Favale hizo un exhaustivo interrogatorio. Su objetivo era encontrar alguna irregularidad formal para anular el procedimiento. Los policías se remitieron a las actas de procedimiento. La defensora pidió citar a más uniformados, que hasta ahora no formaban parte de la nómina de testigos. La fiscal y las querellas se opusieron. La abogada Verdú –que tiene una larga experiencia en casos de ´gatillo fácil´ y que, junto a Claudia Ferrero, representan a los militantes del Partido Obrero heridos el 20 de octubre de 2010- argumentó que esos testimonios eran innecesarios “porque la policía nunca se acuerda de nada, o no sabe, y se remiten a lo que dicen las actas”.
La audiencia terminó temprano. Afuera brillaba el sol. Mañana continuarán testificando más policías.

imageDía 7: “Mi vida ya no es la misma después de lo de Mariano”


domingo, 26 de agosto de 2012

NO AL SALARIO MÍNIMO DEL INDEK


Tapa Prensa Obrera 1236 |
Por un salario mínimo igual a la canasta familiar

La semana que viene se reunirá el Consejo del Salario. Empresarios, dirigentes sindicales y el gobierno van a discutir un aumento en el salario mínimo, vital y móvil, el cual está hoy en los 2.300 pesos. Con el aumento que prevé el gobierno, el nuevo salario mínimo orillará los 3.000 pesos.

La inflación que se viene, con aumentos de tarifas incluidos, se va a devorar ese aumento en menos de un año.
El gobierno nos va a decir que el nuevo salario mínimo “cubre una canasta básica” y que la Argentina “no tiene trabajadores pobres”.

Pero eso sólo ocurre en la Argentina del IndeK, donde se come por seis pesos por día.

En cambio, la verdadera canasta familiar se acerca a los 7.000 pesos.

El doble del salario mínimo que nos van a “regalar” en estos días.

Mientras tanto, las jubilaciones no llegan a los 1.900 pesos.

Y un tercio de los trabajadores, en negro, no cuenta siquiera con el piso de ese salario mínimo.

Un viejo conocedor de estos “consejos del salario”, Moyano, ha dicho que el de la semana que viene “será un circo”.

Reclamó un mínimo, vital y móvil de 3.500 pesos.

Pero para ese salario -que sigue muy lejos de la canasta familiar- no ha dispuesto otra cosa que un afiche.

No queremos el salario mínimo del IndeK.

Luchemos por un salario igual a la canasta familiar, por la derogación del impuesto al salario, por el fin de la precarización laboral y las tercerizaciones.

Recuperemos los sindicatos para la clase obrera.

“Tras la ‘re-re’ de Cristina se va armando una red de negocios”



El dirigente del PO dijo que está surgiendo un gremialismo combativo

El movimiento obrero argentino muestra dos facetas que recorren caminos diferentes: las cúpulas se dividen mientras las bases se organizan con perfil combativo. La caracterización pertenece al dirigente nacional del Partido Obrero (PO), y de la coordinadora sindical clasista, Néstor Pitrola.

“En Tucumán haremos un plenario, en el marco de una gira nacional. Reproduciremos las conclusiones de la conferencia sindical que hicimos en abril, con 2.000 delegados de todo el país”, dijo el congresal del sindicato Gráfico en la Confederación General del Trabajo (CGT).

Según Pitrola, el Gobierno nacional promueve la división en el movimiento obrero para contar con centrales adictas. “(Cristina Fernández) quiso quedarse con la CGT; hoy tenemos un desquicio en el movimiento obrero: cinco centrales; es decir, ninguna”, dijo. En 2010 la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) se partió en dos. Una, liderada por el kirchnerista Hugo Yasky; la otra, por Pablo Micheli. La CGT, en tanto, se quebró en tres: las conducidas por Hugo Moyano y por Luis Barrionuevo, y la llamada “CGT-Balcarce” -por su filiación con la Nación (la Casa Rosada queda en Balcarce 50, Buenos Aires)-, que podría ser liderada por Antonio Caló.

Precisamente, la composición de esta última evidencia, según Pitrola, una contradicción insalvable del kirchnerismo. “La CGT oficial que está montando el Gobierno es la del ajuste. Juntó a los más odiados burócratas, como Gerardo Martínez, colaborador de la dictadura, o la Unión Ferroviaria, cuyo eje es la impunidad de (José) Pedraza y la patota criminal, imputados por el asesinato de Mariano(Ferreyra). Esto es incompatible con un relato progresista, nacional y popular”, aseveró.

Contraposición
Pitrola destacó que frente a este sindicalismo se gesta otro: “se dan fenómenos importantes de gremios genuinos, como el Sitraic. Resulta esencial ofrecer un rumbo a la juventud trabajadora, para una nueva dirección en los sindicatos; esto es parte de un movimiento político del PO y del Frente de Izquierda”.

Agregó que la importancia del surgimiento de este activismo radica en los tiempos por venir. “Cristina va al ajuste, aunque lo disimule con la ‘sintonía fina’ o el dirigismo estatista de (Axel) Kicillof, que oculta la centralización de una caja que toma todas las cajas -Anses, Banco Central, Banco Nación, Obras Sociales- para mantener los subsidios a privatizadas. Este cuadro le resultará muy costoso a la burocracia. Moyano tiene poco margen, porque busca cobijo en una oposición tan ajustadora como el Gobierno. El PO, en el Frente de Izquierda, actúa en función de ser alternativa de poder; y esto implica disputar la dirección de los gremios”, aseveró.

Luego, alertó sobre el clamor por la re-reelección de la Presidenta. “Faltan tres años y medio, se viven graves crisis y piden la ‘re-re’. Se trata de la única variante ante la desintegración del kirchnerismo. Se anotaron gobernadores de provincias mineras; y luego (Jorge) Sapag, por el negocio petrolero, y (José) Alperovich. Se va armando la red de negocios detrás de la ‘re-re’: nada bueno para el pueblo. El PO la combatirá; y que no venga Carta Abierta o la CTA-Yasky con el cuento progresista de que se inscribirán nuevos derechos en la Constitución: esa es la envoltura para hacer pasar el régimen de negocios de Cristina”, alertó.

Fuente: La Gaceta

Boletín Electoral AJB de Judiciales en Lucha


LOS INÚTILES DE DE VIDO



Solidaridad incondicional con los obreros de Tabacal



Exigimos el retiro de la policía de la ruta 50 porque es una  
provocación contra el pueblo de la zona.

Foto gentileza de Radio Cadena Noa Orán

 “La militarización ordenada por Urtubey en el Norte es por cuenta y orden de la Seabord Corporation”, declaró el diputado Del Plá del Partido Obrero

Mientras la empresa ha empujado a los trabajadores a la ruta, negándoles su derecho a huelga  en la fábrica y mantiene firmes los 57 despidos, el gobierno envió 300 policías contra la medida de fuerza tomada por los obreros.

La  conciliación  obligatoria apoyada por el gobierno y la empresa, es inaceptable para los obreros ya que no garantiza ni siquiera la reincorporación efectiva de los 57 despedidos.

La decisión evidente de la empresa, con la complicidad del gobierno, es quebrar toda forma de organización gremial, por eso además, mantiene denuncias penales contra los delegados y los principales dirigentes del sindicato azucarero.

La CTA debe llamar a un paro general de los ingenios Ledesma y La Mendieta, para que se retire la policía y por el triunfo completo  de los obreros de El Tabacal.

Sec. De Prensa Partido Obrero de Salta 
TEL. 0387-4322247 


sábado, 25 de agosto de 2012

CONVOCATORIA DEL PO A VECINOS Y ORGANIZACIONES POPULARES


En Agua y Aceite



En este mismo blog hicimos referencia a la organización militante de la asistencia social y sanitaria en plena crisis de inundación. Leé la denuncia que hace hoy agua y aceite: En Agua y Aceite.

A FREIR CHURROS



El 26/4/2012 CRISTINA INAUGURÓ EL ENLACE DE LAS RUTAS 3 Y 226: LA RUTA INUNDADORA "PRESIDENTE NÉSTOR KIRCHNER"

VIDEO OFICIAL DE MUNICIPALIDAD DE AZUL SOBRE LA MEMORABLE VIDEOCONFERENCIA EN LA QUE INZA AGRADECIÓ A CRISTINA "LA VISIÓN QUE TUVO NÉSTOR KIRCHNER"


EL INTENDENTE K INZA ES RESPONSABLE DE SOMETER AL PUEBLO DE AZUL A LA INTERNA ENTRE CRISTINA Y SCIOLI


SOBRE LLOVIDO, MOJADO



Los vecinos enfrentan el desastre que el paso del agua hizo en sus viviendas  y el gobierno de José Inza (FpV) se mete de lleno en la interna de Nación y Provincia, colocando la emergencia al servicio de la causa presidencial re-reeleccionista. 

La hipocresía del vicegobernador Gabriel Mariotto es mayúscula. Intentó hablar de unidad, pero donde está uno no está el otro. Organizan sus agendas, para alternarse en los escenarios de las catástrofes que ellos mismos han provocado. Los funcionarios sciolistas prometen comenzar la ejecución de la presa La Isidora en febrero de 2013 y Mariotto la pone en duda.  No es lo único que nos ha dejado el vicegobernador en su paso por Azul. Nos dejó la certeza de que el pueblo les importa un rábano.  Lo mismo le cabe al intendente que ahora abrió la ciudad al batayón militante.

Un equipo de Alicia Kirchner se ha puesto a la cabeza de la organización de la asistencia social y sanitaria, distribuyendo estratégicamente sus punteros en distintas zonas de la ciudad. Las Unidades Sanitarias fueron reemplazadas por los domicilios particulares de quienes servirán a la causa nacional y popular. Los vecinos  damnificados son víctimas ahora de una política de disciplinamiento. Las calles de Azul ya han sido ganadas por los soldados de La Cámpora y la 26 de Julio y el intendente anunció que arribarán cooperativas de trabajo de otras ciudades, naturalmente, del mismo batayón militante.

En su conferencia de prensa, Inza borró de su discurso a todas las organizaciones políticas, sociales y gremiales de Azul que se pusieron al servicio del comité de Defensa Civil en plena emergencia , para circunscribir el voluntariado a sus fuerzas partidarias.  Esto es demostrativo de una perspectiva municipal interesada, demagógica y absolutamente extraña al interés popular.

Las inconsistencias del poder son fatales. Para dar razones de las crónicas inundaciones en Azul y la Provincia, a las ya publicitadas excusas de la abundante precipitación y las negligencias de la administración duclosista, Mariotto le agregó la cuestión rural. Al apuntarle a los canales clandestinos le apuntó al campo y también a Scioli –competencia provincial sobre los asuntos rurales-. Junto  la nueva modalidad de siembra –la directa, por la soja-, los canales son para Mariotto un factor que hay que atacar para resolver el problema hídrico. Sin embargo, no dice que la Nación es la primer interesada en sostener los negocios de la soja , como gran recaudadora, y que gran parte de los canales que atraviesan los campos han sido autorizados por el gobierno al que él mismo pertenece. Tampoco mencionó el importante aporte de agua a la ciudad que ha comenzado a significar la publicitada ruta Néstor Kirchner.

La hipocresía de Mariotto se vuelve a manifestar cuando intenta compensar el disfrazado ataque contra el sector agropecuario con la iniciativa de indemnizarlo  por las obras que deban realizarse para remediar el desastre en el que se ha convertido el mapa rural.

Ninguna, pero ninguna mención al resarcimiento de los vecinos por el drama que se ven obligados a soportar como consecuencia de más de treinta años de gobiernos que sólo han hecho del Estado el lugar donde organizar sus negocios particulares.

La emergencia también la colocan en beneficio exclusivo de la burguesía. El anticipo de Mariotto de una compensación económica para el sector productivo es un ejemplo.  La obra pública, los créditos bancarios,  cualquier programa de salida que proponga el gobierno  estará organizado desde esa perspectiva. El pueblo siempre termina siendo rehén y único perjudicado de sus políticas. Para torcerlas, es indispensable que sea el mismo pueblo el que discuta y organice su reclamo al estado.  

NESTOR KIRCHNER EN AZUL



TAPA DE DIARIO EL TIEMPO DEL 1 DE SEPTIEMBRE DE 2005 


Esta incontrastable prueba documental circula por las redes sociales. 

LA NACIÓN Y LA PROVINCIA SE TIRAN LA PELOTA MIENTRAS LA CIUDAD RESISTE LA TERCER INUNDACIÓN EN MENOS DE TRES MESES


QUE EL PUEBLO DELIBERE SIN PATRONES Y DISCUTA UN PROGRAMA DE EMERGENCIA FRENTE A LA CRISIS HÍDRICA

Después de tres inundaciones en tres meses en Azul, el Intendente Inza (FpV) trata de lavarse las manos con argumentos contradictorios. Por un lado, esgrime como causa el extraordinario volumen de precipitaciones y, por el otro, el ya gastado argumento  de las responsabilidades históricas de las administraciones municipales que lo antecedieron. El volumen de precipitación sólo desató una catástrofe anunciada que las administraciones previas ignoraron, como también lo hicieron los mismos funcionarios provinciales que acaban de dar una conferencia de prensa en la ciudad, y que pertenecen -como Inza- al FpV que gobierna la provincia y el país hace mas de 9 años.
Los azuleños tuvimos que escuchar a tres ministros provinciales –de Asuntos Agropecuarios, Arrieta; de Infraestructura, Arlía; y de Acción Social, Ferré- marcando la cancha; ya habíamos tenido que soportar las declaraciones del nacional de Planificación Federal, De Vido, haciendo lo propio. Todos ellos en un escenario de interna política brutal. Mientras el pueblo enfrentaba el pico de crecida en la ciudad, los ministros se tiraban el fardo unos a otros. No es casualidad que los enviados de Scioli hayan dado una conferencia de prensa en ausencia del intendente, que antes había hecho su proclama cristinista y en ese mismo momento se encontraba reunido con De Vido.
Inza metió en la misma bolsa al ex intendente Omar Duclós (Gen-FAP) y al gobernador Scioli, al destacar que la presa “La Isidora” –la obra de ingeniería que se reclama desde los ´80- ha estado incluida inútilmente en el presupuesto provincial y no ha sido suficientemente gestionada por su antecesor. Para rematarla, aseguró que será la presidencia de la Nación la que la haga posible. Previo a esto, la Provincia había prometido comenzar a ejecutarla en febrero del 2013, lo que fue ratificado por los ministros bonaerenses.
La presa “La Isidora” se ha convertido en la gran polémica. Aunque no lo diga, la Provincia no tiene fondos para realizarla; la Nación especula con esto y puentea al gobernador estableciendo un diálogo directo con el intendente (como hace con otros del palo k). Ni siquiera se tiene certeza de que ella sea una solución definitiva al problema –los expertos aseguran que no lo es-, pero el cristinismo quiere sacarle el jugo con la perspectiva de un año electoral, el 2013.
La indignación de los vecinos es el termómetro que mide el hartazgo. Las tres inundaciones que ya ha afrontado Azul en lo que va del año tomaron por sorpresa a un gobierno municipal absolutamente desenfocado que intentó reacomodarse de una instancia de crisis a otra a puro discurso. Uno de sus secretarios, el de Turismo, se cortó solo con un operativo de asistencia paralelo que montó desde la oficina de su área. Y a pesar de que el intendente lo desautorizó, el funcionario mantuvo su propio esquema  de ayuda, con independencia del comité de Defensa Civil bajo la dirección de su jefe político. Este fue uno de los indicadores más claros de la fractura interna del gabinete municipal, que se agrega como otro factor importante de la crisis política del oficialismo, reproducida a nivel local.
Las inundaciones en Azul pusieron a prueba las profundas fisuras de la gestión Inza y la incapacidad del gabinete para organizar la acción estatal frente a la emergencia. Pero también han sido la evidencia incontrastable de la desinversión pública durante muchos años, agravada por la presente crisis fiscal y la política de ajuste que venimos denunciando insistentemente desde el Partido Obrero.
Producto de esta emergencia, la bronca popular se expresa de distintas formas y busca organizarse para reclamar al Estado. La derecha y la cámara patronal quieren monopolizar la expresión popular para conducirla en función de su perspectiva de clase, convocando una manifestación con un único orador, un profesional del riñón del vecinalismo, en su momento con banca en el Concejo Deliberante. Nada tienen para ofrecer los que ya gobernaron Azul y defienden los mismos intereses sociales que postergan las obras públicas que necesitan las barriadas.
El Partido Obrero de Azul llama a manifestarse este domingo, a las 15:30 hs en el veredón municipal, y a hacerlo sin patrones. No queremos demagogos, necesitamos organizar la lucha y un programa de salida, incluidas las medidas de emergencia exigibles al estado.
El gobierno de la provincia ya anticipó en nuestra ciudad exenciones impositivas para el sector del campo –emergencia agropecuaria-, pero ninguna política de resarcimiento a los vecinos que han sido colocados en esta situación a consecuencia del comportamiento estatal omisivo y comisivo de muchos años. Ninguna exención a las grandes patronales y terratenientes, suficientemente beneficiados con una carga tributaria insignificante, que además evaden. Exenciones impositivas para los vecinos inundados, indemnización total a cargo del estado por los daños sufridos y asistencia integral para todos los afectados.
Partido Obrero de Azul.

viernes, 24 de agosto de 2012

AZUL: ESTÁ PASANDO EL PICO DE CRECIDA POR LA CIUDAD


El parte oficial de las 15:00 h. indica que en este mismo momento está pasando el pico de crecida del Arroyo Azul por la ciudad y se mantendrá durante aproximadamente cuatro horas, para después comenzar a bajar.

Teléfonos de emergencia: 

Gobierno: 42-3893 
Defensa Civil: 103 
Bomberos: 100 y 43-3033.

Centros de Atención

La Secretaría de Salud y Desarrollo Social informó a qué centros se puede acudir para solicitar diversas mercaderías, entre ellas agua mineral, lavandina, alimentos (arroz, polenta, fideos, harina, leche, yerba), papel higiénico y frazadas. Son:
         
•Unidad Sanitaria Nº 1: Calle 98 Nº 1169
•Unidad Sanitaria Nº 2: Escalada y Bolívar
•Unidad Sanitaria Nº 3: Malvinas Nº 226
•Unidad Sanitaria Nº 4: Tandil Nº 887
•Unidad Sanitaria Nº 5: Calle 2 Nº 351
•Unidad Sanitaria Nº 6: Rauch 1375
•Unidad Sanitaria Nº 8: Rivas 1118
•Unidad Sanitaria Nº 9: Cte. Franco Nº 50
•Unidad Sanitaria Nº 13: Calle 4 y 1º de Mayo
•Barrio San Martín: De Paula 1700  
•Agrupación Paisano Frías: Guaminí y Moreno  
•Club San Lorenzo: España y Mendoza 
•Casa de Sergio Rainieli: 25 de Mayo 2272 
•FM107 calle Perón 301, esquina  Alvear         

miércoles, 22 de agosto de 2012

Juicio por Mariano Ferreyra



Día 6: Jornada clave: “Vi a Favale tirar”




En Prensa Obrera 
Se reanudaron las audiencias tras el feriado del lunes 20. Para hoy estaba previsto el testimonio de cuatro compañeros de Mariano que estuvieron presentes en la movilización de tercerizados ferroviarios del 20 de octubre de 2010. Alcanzaron a declarar tres de ellos: Lisandro Martínez, Eduardo ´Chiquito´ Belliboni y Gustavo Mendieta. En su testimonio, Belliboni señaló que reconoció cuando se difundieron sus imágenes a Cristian Favale como a uno de los tiradores.

Previo a los testimonios, nuestra abogada, Claudia Ferrero, puso en conocimiento del tribunal las intimidaciones sufridas por Jorge Hospital, uno de los testigos de la causa. Hospital es militante de la agrupación “Causa Ferroviaria – Mariano Ferreyra” y encabeza la oposición a Pedraza en el ferrocarril Roca. Hace algunas semanas, fue sancionado arbitrariamente por la patronal (Ugofe) con 29 días de suspensión. El testimonio de Hospital es muy importante para describir el régimen de terror que impuso la Lista Verde de Pedraza en el sindicato y en todo el ferrocarril, su participación en el negocio de la tercerización y su completa connivencia con la patronal –el 20 de octubre de 2010, la oficina de ´recursos humanos´ de Ugofe autorizó a pedido de la burocracia pedracista la salida de unos 80 trabajadores de los talleres ferroviarios de Remedios de Escalada para engrosar la patota criminal.

“Tiraron a matar para defender un negocio”

El primero en declarar fue Lisandro Martínez, dirigente del Partido Obrero en la zona sur del Gran Buenos Aires. Lisandro explicó que el conflicto con los tercerizados: “los reclamos estaban originados en el despido de 117 trabajadores de las contratistas, también se denunciaba la diferenciación salarial que hay entre un trabajador de planta y un tercerizado y se reclamaba la equiparación y el pase a planta permanente. También denunciamos que quienes reciben el dinero del Estado para el pago de salarios, retienen parte del dinero que va directamente al bolsillo de los empresarios. En una de las Asambleas recibimos la denuncia de uno de los gerentes de Ugofe que reclamaba lo mismo, porque la empresa pagaba a los jerárquicos un 30% menos de lo que recibía del Estado para esos sueldo”.

“Se estaba violando una ley que todos conocemos: a igual tarea igual salario”, sintetizó Lisandro. Señaló que en julio de aquel año, un corte de vías a la altura de Avellaneda había dado lugar a reuniones, pero que luego de 23 audiencias en el Ministerio de Trabajo y en la Secretaría de Transporte que no arrojaron ningún resultado, los tercerizados resolvieron volver a cortar las vías el 20 de octubre de 2010. Luego realizó una pormenorizada descripción de los hechos. Mencionó que al comenzar la marcha desde el local del Partido Obrero de Avellaneda, observó a tres personas que recorrían la columna de manera provocativa. Uno de ellos fue señalado por uno de los tercerizados como el hijo del subsecretario de Transporte Ferroviario, Antonio Luna. Lisandro destacó que, en al menos tres oportunidades –antes y después de la embestida en la que fue asesinado Mariano-, le reclamó al personal policial por su connivencia con la patota agresora arriba de las vías, y luego sobre las calles de Barracas. Lisandro declaró que, al momento del ataque, los patrulleros de la Policía Federal apostados a metros de la esquina de las calles Bosch y Luján –exactamente al pie del terraplén, el lugar donde se agruparía la patota con Favale y los demás barrabravas contratados para la ocasión- desaparecieron de la escena, y sólo reaparecerían para cubrir la retirada de los atacantes. “La patota en ningún momento se propuso traspasar el cordón que habíamos formado. Tiraron y huyeron. Tiraron a matar porque defendían un negocio”, declaró. Lisandro declaró durante tres horas. Las defensas apenas ensayaron alguna chicana sin ningún resultado, dada la contundencia de su testimonio.

“Vi a Favale tirar”

Tras un breve cuarto intermedio, se reanudó la audiencia con el testimonio de Eduardo “Chiquito” Belliboni. “Chiquito” relató nuevamente el recorrido de la manifestación y se explayó en particular sobre el ataque de la patota: “hicimos un cordón de protección para que la columna pudiera retirarse. Este grupo que venía a la carrera, cuando estuvo a unos 15 o 20 metros nos empezaron a tirar piedras, botellas, palos y nosotros les devolvimos todo lo que nos arrojaban. En ese momento, escucho a Nelson Aguirre que me dice ´están tirando con plomos´. Me di vuelta y lo vi a Nelson con el pantalón ensangrentado. Entonces vi a una persona de remera celeste o gris que disparaba agazapado, con las rodillas flexionadas en el medio de la calle, apuntando al cuerpo. Cuando la jueza Wilma López me preguntó si lo reconocía le dije que no, pero después de verlo en los medios, vi que esa persona era Cristian Favale”. Belliboni, igual que Lisandro Martínez, describió la actuación policial como “funcional a la patota”.

El último en declarar fue Gustavo Mendieta, quién era el abogado de los trabajadores tercerizados y en ese carácter participó de la movilización del 20 de octubre del 2010. El testimonio de Mendieta tuvo el valor de poner de manifiesto las permanentes dilaciones que la empresa Ugofe y el Ministerio de Trabajo realizaban para evitar satisfacer el justo reclamo de los trabajadores tercerizados. Al ser consultado sobre cuál había sido la posición de la Unión Ferroviaria encabezada por Pedraza sobre el reclamo de los tercerizados, Mendieta afirmó que funcionarios del Ministerio de Trabajo le habían expresado que tanto la Unión Ferroviaria como La Fraternidad eran quienes más se oponían a que los tercerizados despedidos fueran reincorporados y a que la totalidad de éstos sean incorporados a la planta permanente del ferrocarril. Ante la denuncia contundente de Mendieta, algunos abogados defensores intentaron desacreditar su testimonio mediante chicanas formales. Llegaron al absurdo de pedir su procesamiento por “falso testimonio” y su inmediata detención, queriendo colocar a las víctimas en el banquillo de los acusados. La fiscalía y las querellas rechazaron de plano los dos pedidos mientras el Tribunal también desestimó el pedido de detención, dejando para el momento de la sentencia pronunciarse sobre el pedido de las defensas.

Concluida la sexta jornada, luego de los testimonios, queda cada vez más claro que las pruebas contra Pedraza, la patota y la policía son abrumadoras. Mientras la patota mantiene su silencio, en las próximas jornadas seguirán declarando los compañeros de Mariano.

martes, 21 de agosto de 2012

Juicio por Mariano Ferreyra


Entrevista a Lisandro Martínez


Publicado en: Justicia por Mariano. El diario del Juicio.
La 6a jornada del juicio por el asesinato de Mariano Ferreyra y las lesiones provocadas a los compañeros del militante del Partido Obrero será recordada en la historia por haber sido la primera en que los testigos dejaron al descubierto la participación de los imputados en el plan criminal del 20 de octubre de 2010. Entre los testigos que declararon hoy, estuvo el dirigente del Partido Obrero en la Zona Sur del GBA, Lisandro Martínez, que dialogó con el Diario del Juicio al concluir su testimonio.

-¿Cuál es la relevancia de sus testimonios del día de hoy?

-Yo creo que en el relato de los hechos se termina por desnudar toda la conspiración que hubo contra los tercerizados y demuestra la necesidad de que pasaran a planta permanente. En este cuadro explicamos muchas cosas. Por ejemplo que la Unión Ferroviaria nunca ha querido pasar a planta a los tercerizados. Ha hecho una campaña en contra de eso, ha hecho huelgas generales para que no pasaran a planta permanente incluso.

-¿Cuándo empezó esta lucha por las condiciones laborales de los tercerizados?

No arrancó ahora. Desde 2002 que está planteado el problema. Y este problema, en definitiva, es el que lleva a la emboscada de Barracas. Por que al no poder resolverlo, la Unión Ferroviaria generó que, al haber castigado tanto al personal tercerizado, este personal terminara rebelándose. Esta rebelión de los tercerizados tuvo muchas expresiones, una de ellas fue el 21 de julio de 2010 que se cortó durante 8 o 9 horas las vías en Avellaneda. Luego tuvo veintitrés audiencias en el Ministerio de Trabajo, en la Secretaria de Transporte, todas cosas que fueron una burla, se fue a la Cámara de Diputados con un proyecto de declaración para que se pasaran a planta permanente a los tercerizados y se cumplieran las leyes, por que este es el principal motivo: no se cumplía la ley de igual tarea, igual salario. Esto ha quedado totalmente demostrado.

-¿Cuál es tu visión del accionar de la defensa de los acusados?

-Las preguntas de la defensa de los patoteros han sido unas preguntas absolutamente sin forma, es decir que no me parecieron que hicieran peligrar de ninguna manera las consecuencias del juicio. Lo que nosotros queremos es que terminen con prisión perpetua los acusados. Entonces me parece que ha sido una jornada importante. Para mí personalmente, por que a sabiendas de que he sido uno de los protagonistas no deseados -porque nadie quiere estar en una situación así-, estaba un poco preocupado, porque es una experiencia que uno no tiene todos los días.

-¿Cómo sigue el juicio?

-Difícil, uno siempre espera que pueda haber algún manijazo, por lo tanto hay que redoblar la movilización popular, porque esto no se resuelve, me parece, solamente dentro de los ámbitos de la justicia, sino que se resuelve principalmente estando alerta. Que la movilización popular esté alerta, porque esto no lo resuelve solamente el Partido Obrero, sino la movilización de todos y me parece que tenemos que apuntar a eso.


Manotazo de ahogado



A 24 horas de cacerolazo de vecinos, Inza se anticipa con una audiencia pública para hoy a las 19:30 en el Salón Cultural


Mientras echó a correr la convocatoria de vecinos para manifestarse mañana miércoles a las 21 en el veredón municipal por el problema de las inundaciones, el intendente decidió llamar a asamblea pública para hoy a las 19:30 en el salón cultural.

Es la segunda vez que José inza intenta desarticular una movilización popular. Lo hizo cuando se enfrentó al reclamo de la gente por políticas de seguridad, en lo que prefirió denominar mesa de diálogo. Hoy, tal vez siguiendo las instrucciones del ministro de Planificación nacional Julio De Vido, que lo retó hasta ridiculizarlo, optó por la modalidad de la audiencia pública. Sin embargo, ambos ensayos no dejan de ser escenarios que actúan como freno de una organización popular asamblearia.

Estas audiencias cuando no tienen carácter vinculante se convierten en espacios de desarticulación de movilizaciones que buscan organizarse y que generalmente tienen su lugar en la plaza del pueblo. 

La mesa de diálogo por la seguridad, por ejemplo, no sentó ningún principio de solución y resultó, en cambio, un encuentro para la legitimación de la política oficial que pretendió resolver problemas de fondo con el cambio de uno o dos jefes policiales.

En su parte de prensa, Inza anticipa que en esta audiencia pública informará sobre el trabajo que el municipio desarrolló con motivo del avance de las aguas sobre el casco urbano; reitera el alerta meteorológico; adelanta que tienen en carpeta trabajos de limpieza y ensanche del cauce del arroyo avanzando sobre terrenos fiscales y tierras privadas; y se mete de lleno con el tema de la presa La Isidora para marcar distancia con la provincia, exaltar al gobierno nacional -que estaría dispuesto a hablar del tema recién en diciembre, si es que el pueblo lo reclama-, y lanzar la critica a su antecesor que "no pudo llevar adelante o no tuvo la manera acertada de articular su política con las autoridades nacionales y provinciales", como si a éstas no les cupiera también el sayo.

La gestión Inza se para sobre una piedra resbaladiza. Azul enfrenta un problema de extrema gravedad como para que el intendente haga estos cálculos. Una audiencia pública que nace malparida.



Un desenlace precario, una conclusión política


La gran huelga del subte


Sergio Villamil en Prensa Obrera |
La gran huelga de diez días se levantó con un acuerdo provisorio, que incluye un aumento de días de licencias por vacaciones y por razones particulares, junto a una categoría más para boleteros y trabajadores de limpieza. Pero el trascendido de que contempla un aumento de 23% en los sueldos es falso. Corresponde a una maniobra de la UTA, una de las tantas que abundaron para bombardear la huelga. Esa treta consistió en mostrar un acta donde dicho aumento quedaría condicionado a la obtención de recursos que la patronal hoy niega tener. El compromiso efectivamente firmado sólo contempla pagar una suma por única vez, como compensación de días caídos. Pero incluso en este punto, también se encuentra condicionado: para cumplirlo, Metrovías “requerirá los fondos que sean necesarios para ese fin”. En pocas palabras, ni aumento salarial, ni paritaria, -las dos cuestiones que motivaron, una semana atrás, el masivo rechazo por la base de una propuesta similar. Además, es de una precariedad que hace dudar del cumplimiento de estos puntos.

El kirchnerismo y la huelga

La explicación de tan frustrante resultado reside en el trabajo tenaz de aislamiento y liquidación de la huelga por parte de los gobiernos de Cristina Kirchner y Macri, al extremo que los trabajadores no veían salida a un esfuerzo tan prolongado. Debe destacarse, en primer lugar, el papel del gobierno nacional, el que -autoproclamándose popular- le dio la espalda a los trabajadores en todos los sentidos. El ministerio de Tomada, que históricamente fue el ámbito de todas las negociaciones del subte, le cerró las puertas a la AGTSyP, convirtiéndolo en el único gremio sin discusión convencional en el país. Además, persistió en el desconocimiento de la personería gremial a un sindicato que probó ser el único con autoridad sobre los trabajadores del subte. Obsérvese que, por primera vez, la UTA tuvo que pasar a firmar el acta que la AGTSyP había acordado previamente, reconociendo públicamente que sólo ésta podía levantar el paro.

El estado mayor kirchnerista azuzaba a la directiva del sindicato del subte contra Macri, negándole al mismo tiempo cualquier ámbito para llevar adelante la negociación colectiva que podía darle salida a la huelga. Esta estrategia perversa no tuvo otro propósito que desarrollar una (falsa) polarización política con la derecha (Macri), por un lado, y de llevar a un desgaste la lucha del sindicato del subte y golpear a su organización independiente, por el otro. Mal que le pese a la filiación kirchnerista de los principales dirigentes de la AGTSyP, no hay que olvidar, ni por un momento, que la UTA de Fernández es un puntal de la ‘CGT Balcarce’, la central obrera que el gobierno pretende convertir en su sucursal directa.

El kirchnerismo justificó su ninguneo con el argumento de su “no incumbencia” en el subte, a partir del traspaso que Macri aceptó en enero pasado. Pero, en verdad, los que decían no poder “sentarse” a negociar -los K y Macri- lo vinieron haciendo sin problemas durante todo el período anterior al estallido de la huelga. Los diarios han relatado, en estos días, que a fines de julio se encontraba cerrado un acuerdo entre los dos gobiernos por el traspaso, con un paquete de inversiones, endeudamiento y, naturalmente, la “cuestión tarifaria”. Sin embargo, CFK lo habría congelado, con la exigencia de “que Macri primero solucione la huelga” (Clarín, 12/8)-”la huelga”, no las aspiraciones obreras. El kirchnerismo, en suma, le exigió al jefe del PRO que hiciera el trabajo sucio contra los trabajadores. Con toda seguridad, pasado el conflicto, los K y Macri volverán a sentarse, para intentar una ‘salida’ a costa del salario de los trabajadores, por un lado, y de los usuarios, por el otro.

Esta tarea de aislamiento de la lucha fue completada por las centrales sindicales, que ni se asomaron a la huelga más importante del último período. La CTA de Yasky, que se atribuye un falsificado padrinazgo sobre el subte, no sacó ni un comunicado. Moyano, que mostró colmillos opositores en Plaza de Mayo, se va al mazo cuando la lucha obrera llega más allá de las bravatas en los medios o las chicanas judiciales. Una movilización callejera de sindicatos y organizaciones populares, que hubieran golpeado las puertas de ambos gobiernos, habría destrabado en un par de días el obsesivo “gran bonete” con que fatigaron, tanto los macristas como los kirchneristas, a toda la población.

Macri, por su lado, recogió el guante del kirchnerismo y salió al ruedo de la polémica sobre la política de subsidios y el derrumbe de los trasportes bajo el gobierno K. Lo hizo con toda la hipocresía de los que compartieron dicha política, mientras sirvió para rebajar los costos capitalistas con recursos del Estado. Pero con más energía aún, el macrismo intentó demostrar que está dispuesto a imponer el orden y quebrar huelgas. Para ello, copió el libreto que los K ya habían usado contra las huelgas de camioneros y aeronáuticos: aplicar multas al sindicato y amenazar con la quita de la personería.

La conducción de la AGTSyP no supo desmarcarse de esta polarización y adoptar un curso independiente. Su alineamiento kirchnerista los condicionó para no desarrollar un emplazamiento a los poderes públicos, que garantizara la firma de una paritaria. La perfidia K los empujó a fondo en la campaña “Macri hacete cargo” y les soltó la mano cuando la carrera con el macrismo se acercó al precipicio. No se sabe qué le dijeron a Pianelli en la reunión de trasnoche con la cúpula del gobierno en la Rosada, pero todo hace pensar en algo así como: “Hasta aquí llegamos, levantá la huelga como sea”.

En la mañana de su levantamiento, la viceministra Rial fue con los tapones de punta contra la huelga. La propuesta de convocar a una movilización popular que reclamara a ambos gobiernos la convocatoria a la paritaria- que los compañeros de la ATM plantearon y que empezó a difundirse en los túneles- fue fuertemente resistida por la conducción del sindicato, porque “no querían otro enemigo aparte de Macri”. No vieron -ni quisieron ver- que, al ningunear la paritaria, el otro gobierno hacía rato que estaba sentado en la vereda de enfrente de la huelga. Los diarios abundan en encuestas que demostrarían que la imagen de Cristina caía con la de Mauricio. En esas condiciones, los K forzaron el levantamiento de la huelga, a sabiendas de que quedaban en el camino reivindicaciones cruciales.

Las perspectivas

Es cierto que el precario compromiso firmado fue precedido por consultas a la base en las líneas, en algunos casos con la forma de asambleas. Pero en el clima creado por diez largas jornadas bajo tierra y el bloqueo político de toda salida por parte de las corrientes hegemónicas, la mayoría aceptó el fin de la huelga. La asamblea conjunta de la línea B y el taller Rancagua votó en contra del levantamiento y por mantener el pliego de partida: 28% de aumento, 2% por año de antigüedad y aumento en viáticos y licencias. Los compañeros volvieron al trabajo, pero la herida quedó abierta. La paritaria y el aumento salarial quedaron pendientes. El financiamiento y el traspaso del subte, no resueltos, le dan a este desenlace una gran inestabilidad. La completa incertidumbre en relación la cuestión del salario deja abierta una intensa deliberación en los túneles.

Conclusiones

La huelga del subte ha concentrado todos los elementos de la crisis política, y toda la clase obrera debe sacar sus conclusiones. La “controversia del traspaso” es sólo la envoltura de otra crisis: la del régimen de subsidios y rescate de los privatizadores, que los gobiernos capitalistas pretenden remontar a costa de tarifazos y del salario de los trabajadores de los servicios públicos. En esta línea, el movimiento obrero del subte -que arrancó en la última década conquistas fundamentales- es un objetivo estratégico. Los K y los Macri (la oposición patronal) no difieren en estos objetivos, sólo pretenden dirimir las cargas políticas del “ajuste” en función del desenlace de esta crisis y de la lucha por la sucesión. El derrumbe del ‘modelo’ de los Roggio-Cirigliano no tolera la menor autonomía de los sindicatos: la presión del Estado sobre los sindicatos se ha redoblado, y más que eso, cuando se trata de aquellas organizaciones obreras que han emergido de luchas y de una oposición tenaz a la burocracia sindical tradicional. En el subte, la defensa de las conquistas salariales y laborales en peligro plantea, como nunca, la cuestión de su independencia política frente al gobierno y todas las variantes patronales.


lunes, 20 de agosto de 2012

Tandil: Los secundarios contra la regimentación K


Pablo Giachello, Partido Obrero; en Prensa Obrera.

A través del programa de Lanata, tomó repercusión la batalla política a la que se enfrenta el movimiento estudiantil secundario en general y en la provincia de Buenos Aires en particular. El estudiantado sufre una batería de iniciativas montadas desde el aparato del Estado en connivencia con las direcciones de los colegios de distintos lugares del país, que bajo la conducción de La Cámpora bregan por regimentar a los jóvenes tras la defensa del “proyecto nacional y popular”.

Bajo la tutela del Estado, no hay cabida a la heterogeneidad política y a la libre elección de los estudiantes. Lo sucedido en Tandil es una muestra contundente de la regimentación K. Allí, un encuentro de centros de estudiantes convocado desde las direcciones colegiales para discutir las problemáticas estudiantiles, derivó en una jornada por el “fortalecimiento de la democracia”, impulsada por La Cámpora a través del juego “el héroe colectivo”, en alusión al “Nestornauta”. Una compañera militante de la UJS, presidenta del centro de estudiantes de su colegio en Tandil, denunció fuertemente la manipulación kirchnerista y defendió ante los medios de comunicación el derecho de los estudiantes a hacer política, no sólo como instrumento para luchar por la defensa de sus derechos y reivindicaciones, sino también como herramienta para la transformación social.

La lucha política en el movimiento estudiantil secundario no es una lucha “contra la política en los colegios”, es una lucha contra la regimentación estatal. En el caso de la provincia de Buenos Aires, ya hemos denunciado desde estas páginas cómo el Estado se ha inmiscuido en la organización de los centros de estudiantes secundarios, a través de la Resolución 4288, que encomienda a los “…inspectores, directivos, docentes y auxiliares la promoción y el desarrollo de los centros de estudiantes”, unifica en una misma fecha todos los procesos electorales para garantizar un control riguroso por parte del gobierno, y deja en claro que “todos los estatutos deben adecuarse a las presentes pautas (por las arriba mencionadas) en su proceso de constitución”.

Se trata, claramente, de un proceso de regimentación estatal del movimiento estudiantil. Tanto en el Colegio Nacional de San Isidro como en el Paula Albarracín de Vicente López, fue quebrada la tentativa de implementar la Resolución 4288 por la acción masiva y decidida de centenares de estudiantes, realizando sentadas en las puertas de sus colegios. Allí se impusieron elecciones en las condiciones decididas por los estudiantes. Como se ve, el escándalo de Tandil no es más que un botón de muestra de un proceso político vivo que se desarrolla entre los secundarios.

Sucede que el kirchnerismo ha fracasado a lo largo de diez años en avanzar en la cooptación del movimiento estudiantil. La explicación es simple: al movimiento secundario no le es fácil comprar el buzón K, ya que es el propio gobierno el responsable del desfinanciamiento, el derrumbe educativo y el ataque a la docencia. Por el contrario, son las fuerzas de la izquierda las que desarrollan un papel protagónico entre las organizaciones de masas reales del movimiento estudiantil, porque enfrentan esa política antieducativa.

Las masivas movilizaciones que se han desarrollado este año en el oeste del Gran Buenos Aires, en Pergamino, La Plata o la toma de los colegios en Capital, dan cuentas de que la regimentación K no prosperará.

Racing también lo pide


Juicio por Mariano Ferreyra: Video informe 2da semana


Realizado por el Ojo Obrero


domingo, 19 de agosto de 2012

Inundaciones en Azul: La indignación se expresa en imágenes


En las redes sociales toma cuerpo la crítica política, que también se expresa en los constantes llamados de los vecinos a los medios locales de televisión y radio. Todavía hay sectores anegados en la ciudad. Estas imágenes circularon durante el día de ayer, en plena inundación.





sábado, 18 de agosto de 2012

INUNDADOS Y PODRIDOS


IN-DE-VIDOs


Fue poco menos que escandalosa la forma en que el ministro de Planificación Federal retó al intendente de Azul, José Inza, por no tener el carácter político que el modelo exige. Eso sucedió en la reunión que De Vido mantuvo con los intendentes del riñón del kirchnerismo, de la Séptima Sección Electoral. En ella avanzaban sobre la organización de la agenda de la obra pública prioritaria en esos distritos. Para obtener recursos del gobierno nacional -que recauda de las provincias y municipios- hay que pertenecer al régimen y obedecerle, lo que demuestra una vez más la perversa política de regimentación que la Nación ejecuta no contra determinados gobiernos, sino contra los pueblos de esos determinados gobernantes, sus "enemigos". Este rasgo descalifica por completo la naturaleza democrática y federal en la que más de una vez han dicho inspirarse. Nada más lejos. Ejercen el poder estatal de manera claramente arbitraria y dictatorial. Pero no es todo. Mejor que nunca se puede ver cuánto de mentira contuvo el slogan proselitista que afirmaba que sólo estando en línea con el gobierno nacional Azul podría alcanzar lo que merecía. Lo que no dijeron, y ya sabían, era que se venía el ajustazo. En materia de obra pública ahora se proponen puentear a Scioli, desde que declaró su afán presidencial, y establecer prioridades en sintonía con la "sintonía fina". Entre reunión y reunión ahorraron inversión durante el año -la voracidad del estado nacional estuvo orientada al pago de los Boden y la deuda externa- y se preparan para un 2013 electoral. De Vido imputó a Inza no estar a la altura de las circunstancias. Lo mandó  agitar la idea de una comuna quebrada y a echarle las culpas a los inútiles que lo antecedieron. Lo habrán sido, pero también él. Hace más de 9 años que el kirchnerismo gobierna el país y la provincia. Casi una década! que incluye a De Vido. El problema de las inundaciones en Azul lleva muchos años. Y la represa La Isidora es una obra que comenzó a prometerse hace mucho tiempo también. Leemos entre los archivos de publicaciones periodísticas del 2007 "Duclós resaltó además que en el 2005 se le plantearon al presidente una serie de proyectos de los cuales muchos están en marcha y mencionó la presa La Isidora, obra que está pronta a licitarse". De Vido, tal vez  ignorando que  lo que decía estaba saliendo al aire, espetó a Inza que a la obra pública hay que militarla. La debe reclamar la comunidad. La debe exigir en las calles. De algún modo le dijo que si un pueblo no clama por ella, no habrá razón para llevarla a cabo. El principio de la demagogia. Pero el pueblo puede ser más vivo que De Vido y devolverle la gracia: habrá que salir a exigirla.

El 20 de mayo último, cuando salíamos de otra inundación, escribimos en este mismo blog:







viernes, 17 de agosto de 2012

Se suspende debate en Papelera


El Partido Obrero de Azul informa que debido al estado del tiempo y el alerta que el gobierno municipal ha emitido por desbordes en el arroyo ha decidido suspender hasta nuevo aviso el debate que se llevaría a cabo con la participación de organizaciones políticas, sindicales, estudiantiles y sociales mañana sábado a las 17 en la Papelera.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...